Ir al contenido principal

Fundamentos de la Libertad de Expresión



Por: Juan Narciso Vizcaíno Canario.

En todo Estado democrático existen prerrogativas que le asisten a todos los ciudadanos que estén en pleno goce de sus derechos civiles y políticos. Tal es el caso del derecho de libertad de expresión. Considero que se trata de uno de los principales derechos que enarbolan la estabilidad de la democracia, razón por la cual las siguientes líneas serán dedicadas al breve abordaje de las características y situaciones que el mismo envuelve, con la finalidad de que cada uno de nosotros lo conozcamos un poco más.

El Artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, de fecha 10 de diciembre de 1948, establece que: Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”.

A su vez, nuestra Constitución en su Artículo 49, dispone que: “Toda persona tiene derecho a expresar libremente sus pensamientos, ideas y opiniones, por cualquier medio, sin que pueda establecerse censura previa”. También debo establecer que el Artículo 1 de la Ley No. 6132, sobre Expresión y Difusión del Pensamiento, señala que: “Es libre la expresión del pensamiento, salvo que se atente contra la honra de las personas, el orden social o la paz pública”. 

Conforme a las disposiciones de los citados textos es evidente que el derecho de liberta de expresión es uno de los principales dentro del ámbito de una sociedad democrática, de ahí que todo individuo goza de expresar libre y soberanamente sus percepciones y opiniones respecto de cualquier situación, cuidando sus manifestaciones para no caer en la difamación o en la injuria.

Sobre el particular, el Artículo 13 de la Declaración Americana de los Derechos Humanos o Pacto de San José consigna que: “No se puede restringir el derecho de expresión por vías o medios indirectos, tales como el abuso de controles oficiales o particulares de papel para periódicos, de frecuencias radioeléctricas, o de enseres y aparatos usados en la difusión de información o por cualesquiera otros medios encaminados a impedir la comunicación y la circulación de ideas y opiniones”.

Hace poco tiempo en la República Dominicana se vivió un momento en el que todos estábamos haciendo reparos frente a los hechos que en los últimos días han sucedido, tal es el caso de la reforma fiscal que fue aprobada por el Congreso Nacional y la noticia de que en la Cámara de Diputados cursa un proyecto de ley que pretende reforma el código penal para castigar las expresiones eventualmente ofensivas contra el presidente y el vicepresidente de la República, senadores, diputados, jueces, autoridades electorales y el procurador general de la República, con penas de cárcel de dos a tres años y multas equivalentes entre siete y nueve salarios.

La conjugación de tales hechos nos mueve a redactar estas breves líneas, con la finalidad de que comprendamos que a todos nos asiste el derecho de protestar y expresar nuestros pensamientos libremente y que ninguna persona o entidad puede vulnerar este derecho, de ser así debemos proceder a denunciar tal limitación, puesto que atenta contra los principios de libertad y de expresión.

Comentarios

Twitter


Entradas más populares de este blog

Consideraciones sobre la importancia del Preámbulo Constitucional

Por: María José Sucart (@MajoSucart
El preámbulo forma parte esencial de una Constitución moderna, en el que el constituyente hace una declaración de los principios, propósitos y metas que tiene la Nación, y que sobre todo pretende lograrlos cumpliendo y acatando cada disposición constitucional.
Se conoce como preámbulo según el famoso constitucionalista alemán Carl Schmitt[1] al “resumen de la voluntad política más importante”. En esta definición de Schmitt observamos que para él, como para muchos otros, el preámbulo constitucional tiene un valor altamente político. Académicos y constitucionalistas de todo el mundo han coincidido con Schmitt en ese punto. Sin embargo, lo relativo al “preámbulo constitucional” ha sido debatido durante años, por ser visto de diferentes puntos de vista, en los que no solo se ha considerado que tiene valor político, sino también normativo y en ocasiones un valor interpretativo y explicativo.
El preámbulo de la Constitución Dominicana señala los principios…

Difamación e Injuria en las Redes Sociales en República Dominicana

Por: Juan Narciso Vizcaíno Canario. 
Hace unas semanas se me acercó una joven con intención de plantearme algo que le sucedió en una red social. Al requerirle información sobre el hecho, procedió a decirme que fue objeto de insultos y le atribuyeron cometer actos no ocurridos. De inmediato, con la finalidad de comprobar sus argumentos, le requerí que me mostrara los comentarios y, ciertamente, había sido difamada e injuriada.
Lo anterior, ocurre constantemente y llama altamente la atención, puesto que si bien toda persona tiene el derecho fundamental a la libertad de expresión conforme al artículo 49 de la Constitución, no menos cierto es que éste encuentra sus límites frente a afirmaciones o comentarios que atacan el honor, la dignidad, la intimidad y la moral de los demás.
Resulta importante destacar que las redes sociales son medios que permiten crear perfiles, compartir contenidos e interactuar con otros usuarios y que cada día aumenta el número de personas que se unen, movidos por i…

Reflexiones sobre la imagen de la Justicia

Por: Luis Fernández Budajir
Nadie niega la complejidad que encierra el concepto de Justicia. Sólo basta buscar dicha palabra en el diccionario para encontrar las diversas acepciones que envuelve. En su esencia la Justicia representa un ideal que incluye uno de los sentimientos más preciados para el hombre, lo que hace que su concepto sea de carácter absoluto, es decir, independiente en sí mismo, categórico y excluido de toda relación o comparación. Como valor, es invisible e inalcanzable, como la verdad o la belleza y, desde el inicio de las civilizaciones, estuvo vinculado estrechamente a la idea de virtud y era considerado como un valor de origen divino.
Dentro de las distinciones que se dan en el concepto de Justicia nos vamos a enfocar en lo relativo a la Justicia como virtud, partiendo de reconocer que existe aquella Justicia objetiva y Justicia subjetiva, la primera como cualidad entre la relación de personas y la segunda como intención de materialización de la Justicia objetiva.