Ir al contenido principal

¿Qué es el Consejo del Poder Judicial?

Actuales miembros del Consejo del Poder Judicial de la República Dominicana
Por: Juan Narciso Vizcaíno Canario

El texto constitucional de la República Dominicana, del año 2010 trajo consigo el establecimiento de nuevas instituciones que tutelarán la organización y funciones de los poderes del Estado. El Constituyente, entre otros, aprobó la creación del Consejo del Poder Judicial, como órgano permanente de administración y disciplina del Poder Judicial.

El Consejo del Poder Judicial ha sido establecido en el capitulo II, artículos 155 y 156 de la citada Carta Magna, en cuyas disposiciones establece que, dentro de las funciones que tendrá, estarán:

 • Presentar al pleno de la Suprema Corte de Justicia los candidatos o candidatas para nombramiento, determinación de jerarquía y ascenso de los jueces de los diferentes tribunales del Poder Judicial, de conformidad con la ley;

• La administración financiera y presupuestaria del Poder Judicial;

• El control disciplinario sobre jueces, funcionarios y empleados del Poder Judicial con excepción de los integrantes de la Suprema Corte de Justicia;

• El nombramiento de todos los funcionarios y empleados que dependan del Poder Judicial, además de las funciones que le confiera la ley;

• La creación de los cargos administrativos del Poder Judicial;

• La aplicación y ejecución de los instrumentos de evaluación del desempeño de jueces y personal administrativo que integran el Poder Judicial;


El CPJ está conformado por:
El Presidente de la Suprema Corte de Justicia, quien lo preside;
Un Juez de la Suprema Corte de Justicia, elegido por el pleno de la misma;
Un Juez de Corte de Apelación o su equivalente, elegido por sus pares;
Un Juez de Primera Instancia o su equivalente, elegido por sus pares; y
Un Juez de Paz o su equivalente, elegido por sus pares.

Los integrantes, con excepción del Presidente de la Suprema Corte de Justicia, permanecerán en sus funciones por 5 años, y cesarán en el ejercicio de sus funciones jurisdiccionales mientras sean miembros de dicho consejo y no podrán optar por un nuevo período en el consejo. Hasta entonces, esta figura, de carácter administrativa, no existía en la organización dominicana.
 

Algunos países han creado órganos similares, tal es el caso de España, donde existe el Consejo General del Poder Judicial, el cual es un órgano constitucional, colegiado, compuesto mayoritariamente por jueces y es autónomo en el ejercicio de sus competencias de gobierno del Poder Judicial, con la finalidad de garantizar la independencia de los jueces en el ejercicio de la función judicial. Compuesto por 20 miembros y 1 presidente.

En México encontramos el Consejo Federal de la Judicatura, formado por 7 miembros, cuya misión es garantizar la administración, vigilancia, disciplina y carrera judicial, que permitan el funcionamiento de Juzgados de Distrito y Tribunales de Circuito y aseguren su autonomía, así como la objetividad, honestidad, profesionalismo e independencia de sus integrantes, a fin de coadyuvar a que la sociedad reciba justicia pronta, completa, gratuita e imparcial.

Italia tiene el Consiglio Superiore della Magistratura, integrado por 33 miembros, dentro de cuyas atribuciones está la protección de la independencia y el prestigio del Poder Judicial y el examen de los informes finales de las investigaciones oficiales efectuadas por la Inspección General del Ministerio de Justicia.


Debemos acotar que este órgano constituye un afianzamiento del Poder Judicial, en razón de que hace más democrática y participativa la adopción de las decisiones que le fueren conferidas, esto debido a su diversa composición. Es decir, existe una representación de las instancias que componen el tren judicial dominicano. Antes, ese poder estaba abonado únicamente en los jueces de la Suprema Corte de Justicia.

Comentarios

Twitter


Entradas más populares de este blog

Consideraciones sobre la importancia del Preámbulo Constitucional

Por: María José Sucart (@MajoSucart
El preámbulo forma parte esencial de una Constitución moderna, en el que el constituyente hace una declaración de los principios, propósitos y metas que tiene la Nación, y que sobre todo pretende lograrlos cumpliendo y acatando cada disposición constitucional.
Se conoce como preámbulo según el famoso constitucionalista alemán Carl Schmitt[1] al “resumen de la voluntad política más importante”. En esta definición de Schmitt observamos que para él, como para muchos otros, el preámbulo constitucional tiene un valor altamente político. Académicos y constitucionalistas de todo el mundo han coincidido con Schmitt en ese punto. Sin embargo, lo relativo al “preámbulo constitucional” ha sido debatido durante años, por ser visto de diferentes puntos de vista, en los que no solo se ha considerado que tiene valor político, sino también normativo y en ocasiones un valor interpretativo y explicativo.
El preámbulo de la Constitución Dominicana señala los principios…

Difamación e Injuria en las Redes Sociales en República Dominicana

Por: Juan Narciso Vizcaíno Canario. 
Hace unas semanas se me acercó una joven con intención de plantearme algo que le sucedió en una red social. Al requerirle información sobre el hecho, procedió a decirme que fue objeto de insultos y le atribuyeron cometer actos no ocurridos. De inmediato, con la finalidad de comprobar sus argumentos, le requerí que me mostrara los comentarios y, ciertamente, había sido difamada e injuriada.
Lo anterior, ocurre constantemente y llama altamente la atención, puesto que si bien toda persona tiene el derecho fundamental a la libertad de expresión conforme al artículo 49 de la Constitución, no menos cierto es que éste encuentra sus límites frente a afirmaciones o comentarios que atacan el honor, la dignidad, la intimidad y la moral de los demás.
Resulta importante destacar que las redes sociales son medios que permiten crear perfiles, compartir contenidos e interactuar con otros usuarios y que cada día aumenta el número de personas que se unen, movidos por i…

Reflexiones sobre la imagen de la Justicia

Por: Luis Fernández Budajir
Nadie niega la complejidad que encierra el concepto de Justicia. Sólo basta buscar dicha palabra en el diccionario para encontrar las diversas acepciones que envuelve. En su esencia la Justicia representa un ideal que incluye uno de los sentimientos más preciados para el hombre, lo que hace que su concepto sea de carácter absoluto, es decir, independiente en sí mismo, categórico y excluido de toda relación o comparación. Como valor, es invisible e inalcanzable, como la verdad o la belleza y, desde el inicio de las civilizaciones, estuvo vinculado estrechamente a la idea de virtud y era considerado como un valor de origen divino.
Dentro de las distinciones que se dan en el concepto de Justicia nos vamos a enfocar en lo relativo a la Justicia como virtud, partiendo de reconocer que existe aquella Justicia objetiva y Justicia subjetiva, la primera como cualidad entre la relación de personas y la segunda como intención de materialización de la Justicia objetiva.