Ir al contenido principal

Discriminación Laboral en República Dominicana

El derecho laboral es un conjunto de normas y principios teóricos que regulan las relaciones jurídicas entre empleadores y empleados, así como las relaciones de ambos con el Estado, originado por una prestación voluntaria, subordinada, retribuida de la actividad humana, para la producción de bienes y servicios.
Es una rama del derecho cuyos principios y normas jurídicas tienen como finalidad la tutela de los trabajadores, regulando las relaciones entre los sujetos de la relación laboral: trabajadores, empleadores, sindicatos y Estado.
En la República Dominicana la reglamentación del trabajo tiene su origen en diversas fuentes, tanto de carácter público, como la ley, los tratados internacionales y la Jurisprudencia, como de carácter privado, como los usos y costumbres, los pactos colectivos y los reglamentos internos.
La Discriminación puede ocurrir en todo tipo de contexto laboral. Son muchas las formas en que se manifiesta, y entraña un trato desigual por diversas razones, como lo son por ejemplo: la raza, el color, el sexo, entre otras, lo cual genera deterioro en la igualdad, en las oportunidades de empleo y en el trato que se le debe dar a cada trabajador. Este fenómeno, coarta a las personas en su capacidad de desarrollarse, de escoger y realizar sus aspiraciones profesionales y personales, sin importar que tanto se destaquen en las mismas, provocando que las personas dejen de sentir gratificación por el trabajo y se genera un sentido de humillación frustración e impotencia.
También puede presentarse desde la descripción de los requerimientos para determinado tipo de trabajo que aparecen en los avisos de empleo, en la selección, evaluación, contratación y despido del personal de una empresa, en los términos y condiciones de empleo, así como también en la remuneración, la participación en los beneficios y en las decisiones sobre quién recibe capacitación y qué tipo de capacitación se brinda, en la elección de a quién se tiene en cuenta y selecciona para los promoción a mejores posiciones dentro de la empresa y quien se dejará cesante en los casos en que la empresa deba recurrir a una reducción de personal. Son muchas las formas en que puede manifestarse.
La discriminación es una realidad que se vive a diario en nuestro país. Los trabajadores dominicanos son objeto, dentro de su vida cotidiana, a exclusión, por razones como el nivel de sus estudios, su nivel social o posibilidades económicas, por razones de sexo, de edad, de raza, e incluso por la discapacidad que puedan presentar.
 Uno de los mecanismos que más han servido para la regularización y el combate contra el fenómeno de la discriminación laboral, ha sido la jurisprudencia. Los  casos que se han suscitado en nuestro país sobre problemas de discriminación hacia determinadas personas dentro de su ambiente de trabajo, los cuales han llegado hasta los tribunales de la República, y han servido para sentar precedentes respecto al tema, como por ejemplo la más reciente sentencia de la Tercera Sala de la Suprema Corte de Justicia, de fecha 18 de Junio de 2014, bajo el número único 336-2013-00388, la cual recomendamos su lectura, en vista que marca un presente histórico para los trabajadores con VIH y sus derechos.
En el país se ha iniciado el reordenamiento de la política social del Estado, con lo cual se persigue una mayor focalización de poblaciones especialmente vulnerables y hacer eficiente el gasto social.
La solución, por tanto, de los problemas inherentes a la discapacidad o cualquier otro objeto discriminatorio, no es sólo individual y requiere también cambios en los entornos inmediatos (hogar, escuela, centros de trabajo, establecimientos comerciales, etc.), en las estructuras sociales formales e informales existentes en la comunidad (transporte, comunicaciones, seguridad social, políticas laborales, etc.), y también cambios en las normas, criterios y prácticas que rigen e influyen en el comportamiento y en la vida social de los individuos. El enfoque correcto, por tanto, supone actuar simultáneamente sobre las personas y sobre los entornos donde estas personas viven.
Un Estado que no garantice los derechos de sus trabajadores no es un Estado. Para lograr el reconocimiento y el respeto de los derechos de los trabajadores y en particular de los desfavorecidos o pobres que necesitan representación, participación y leyes adecuadas que se cumplan y estén a favor, y no en contra de sus intereses.
Todo ser humano tiene acceso a la igualdad, la cual es un derecho fundamental, intrínseco de todo individuo, desde el momento de su nacimiento hasta su muerte. Tenemos derecho a tener igualdad en la protección, el tratamiento y las obligaciones ante el Estado, el país y la comunidad en la que vivimos.

Son muchos los factores que influyen en la discriminación laboral y que la propician y diversas las formas en que se manifiesta dentro del ámbito laboral. Pero, sobre todo, en lo que podemos concluir es que la discriminación laboral, no es más que una flagrante violación al principio de igualdad.

Comentarios

Twitter


Entradas más populares de este blog

Consideraciones sobre la importancia del Preámbulo Constitucional

Por: María José Sucart (@MajoSucart
El preámbulo forma parte esencial de una Constitución moderna, en el que el constituyente hace una declaración de los principios, propósitos y metas que tiene la Nación, y que sobre todo pretende lograrlos cumpliendo y acatando cada disposición constitucional.
Se conoce como preámbulo según el famoso constitucionalista alemán Carl Schmitt[1] al “resumen de la voluntad política más importante”. En esta definición de Schmitt observamos que para él, como para muchos otros, el preámbulo constitucional tiene un valor altamente político. Académicos y constitucionalistas de todo el mundo han coincidido con Schmitt en ese punto. Sin embargo, lo relativo al “preámbulo constitucional” ha sido debatido durante años, por ser visto de diferentes puntos de vista, en los que no solo se ha considerado que tiene valor político, sino también normativo y en ocasiones un valor interpretativo y explicativo.
El preámbulo de la Constitución Dominicana señala los principios…

Difamación e Injuria en las Redes Sociales en República Dominicana

Por: Juan Narciso Vizcaíno Canario. 
Hace unas semanas se me acercó una joven con intención de plantearme algo que le sucedió en una red social. Al requerirle información sobre el hecho, procedió a decirme que fue objeto de insultos y le atribuyeron cometer actos no ocurridos. De inmediato, con la finalidad de comprobar sus argumentos, le requerí que me mostrara los comentarios y, ciertamente, había sido difamada e injuriada.
Lo anterior, ocurre constantemente y llama altamente la atención, puesto que si bien toda persona tiene el derecho fundamental a la libertad de expresión conforme al artículo 49 de la Constitución, no menos cierto es que éste encuentra sus límites frente a afirmaciones o comentarios que atacan el honor, la dignidad, la intimidad y la moral de los demás.
Resulta importante destacar que las redes sociales son medios que permiten crear perfiles, compartir contenidos e interactuar con otros usuarios y que cada día aumenta el número de personas que se unen, movidos por i…

Reflexiones sobre la imagen de la Justicia

Por: Luis Fernández Budajir
Nadie niega la complejidad que encierra el concepto de Justicia. Sólo basta buscar dicha palabra en el diccionario para encontrar las diversas acepciones que envuelve. En su esencia la Justicia representa un ideal que incluye uno de los sentimientos más preciados para el hombre, lo que hace que su concepto sea de carácter absoluto, es decir, independiente en sí mismo, categórico y excluido de toda relación o comparación. Como valor, es invisible e inalcanzable, como la verdad o la belleza y, desde el inicio de las civilizaciones, estuvo vinculado estrechamente a la idea de virtud y era considerado como un valor de origen divino.
Dentro de las distinciones que se dan en el concepto de Justicia nos vamos a enfocar en lo relativo a la Justicia como virtud, partiendo de reconocer que existe aquella Justicia objetiva y Justicia subjetiva, la primera como cualidad entre la relación de personas y la segunda como intención de materialización de la Justicia objetiva.