Ir al contenido principal

Constitucionalización del Deporte en la República Dominicana



Por Aníbal Mauricio*
  
Introducción

El deporte, y sus diversas manifestaciones, actividades físicas, recreativas, lúdicas, entre otras, han tomado gran relevancia en los últimos años, siendo consideradas como actividades que “contribuyen al desarrollo integral del individuo, concebido en términos de las diferentes dimensiones del ser humano: lo corporal, lo cognitivo, lo afectivo-emocional, lo ético y lo espiritual” (Rodríguez, 2015).

En ese tenor se ha referido la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que en el documento de la Declaración del Año Internacional del Deporte y la Educación Física (2005) declaró que “el deporte y la educación física juegan un papel importante a escala individual, comunitaria, nacional y mundial. Como individuos, el deporte realza nuestras habilidades personales, nuestra salud en general y el conocimiento de nosotros mismos”.

Tales afirmaciones han derivado en la creación de un instrumento internacional para la promoción del deporte, conocido como la Carta Internacional de la Educación Física, la Actividad Física y el Deporte de la UNESCO (Dada en 1978 y revisada en 2015), que insta a los Estados a generar políticas públicas que fomenten el desarrollo de las actividades deportivas.

Estas consideraciones en el ámbito internacional han repercutido a su vez a lo interno de los Estados, derivando en una constitucionalización del deporte a nivel mundial, que en palabras del profesor Neves Miranda “representa la consagración exponencial del deporte como un asunto de la mayor relevancia pública”. Ante este fenómeno la República Dominicana no ha sido la excepción.

El deporte en la constitución dominicana

La Constitución de la República Dominicana (CTRD) promulgada en 2010 es considerada por muchos expertos como la de mayor alcance social, incluyendo en su catálogo de derechos, diversas categorías por primera vez constitucionalizadas.

En ese sentido, en el capítulo I, título III, de la CTRD se desglosan los denominados derechos fundamentales, es decir, aquellos que el constituyente reconoce como esenciales para una vida digna y para el desarrollo de las capacidades humanas.

Es precisamente en el referido capítulo y muy específicamente en su sección III relativa a los derechos culturales y deportivos, que encontramos consagrado por vez primera el derecho al deporte.

El artículo 65 de la CTRD estable lo siguiente: “Toda persona tiene derecho a la educación física, al deporte y la recreación. Corresponde al Estado, en colaboración con los centros de enseñanza y las organizaciones deportivas, fomentar, incentivar y apoyar la práctica y difusión de estas actividades. Por tanto: 1.- El Estado asume el deporte y la recreación como política pública de educación y salud y garantiza la educación física y el deporte escolar en todos los niveles del sistema educativo, conforme a la ley; 2.- La ley dispondrá los recursos, estímulos e incentivos para la promoción del deporte para todos y todas, la atención integral de los deportistas, el apoyo al deporte de alta competición, a los programas y actividades deportivas en el país y en el exterior”.

De esta manera, la República Dominicana se une al concurso de naciones que eleva el deporte al rango de derecho fundamental, generándose en consecuencia una obligación principal por parte del Estado.

Efectos de la constitucionalización del deporte

Incluir el deporte como derecho fundamental genera efectos que repercuten fundamentalmente sobre el Estado y de manera más general sobre el conglomerado de la sociedad.

Tal y como se indica en el citado numeral 2 del Art. 65 de la CTRD, corresponde al Estado asumir el deporte como política pública. De inmediato esto obliga a realizar como tareas mínimas: a) asignar una partida del presupuesto nacional para el deporte; y b) establecer una estrategia nacional de desarrollo y promoción del deporte y sus actividades conexas.

Cumpliendo los puntos anteriores, el Estado lograría garantizar el apoyo integral al deporte en aspectos fundamentales tales como la construcción y mantenimiento de adecuadas instalaciones deportivas, el establecimiento de programas de entrenamiento y desarrollo deportivo, y el apoyo de los deportistas en competencias a nivel nacional e internacional.

Propuestas jurídicas para el desarrollo del deporte nacional

Como se puede apreciar en este escrito, la constitucionalización del derecho al deporte en la República Dominicana marca un antes y un después. Razón por la que consideramos propicio derogar la actual Ley General de Deportes No. 356-05 para dar paso a la creación de leyes que regulen de forma independiente y con mayor alcance el deporte aficionado, el deporte profesional y el deporte paralímpico, así como una ley especial sobre normas de antidopaje. 

Esos instrumentos legales unidas a una estrategia nacional de desarrollo deportivo y a una partida presupuestaria justa, permitirían el ejercicio pleno de este derecho y elevarían la calidad del deporte dominicano.

Confiamos en que algún día lo que hoy plasmamos en escrito se convierta en realidad.

*Abogado y catedrático universitario. Experto en derecho deportivo. Socio fundador de Mauricio Paz Abogados. anibal@mauriciopaz.com

Bibliografía

-Constitución Comentada. 3ra ed. (2012). Fundación Institucionalidad y Justicia (FINJUS).
-Flores Fernández, Zitlally. El contenido esencial del derecho al deporte. Perspectiva constitucional en Latinoamérica (2014). Revista Jurídica de los Derechos Sociales. Disponible en: https://www.upo.es/revistas/index.php/lex_social/article/viewFile/1104/884
-Neves Miranda, Martinho. La constitucionalización del deporte en el mundo (2017). Disponible en: https://iusport.com/not/30035/-p-align-left-i-la-constitucionalizacion-del-deporte-en-el-mundo-i-p-/
-Organización de las Naciones Unidas (ONU). Declaración del Año Internacional del Deporte y la Educación Física (2005). Disponible en: http://www.un.org/es/events/pastevents/sport2005/
-Rodríguez, Miriam. Importancia del deporte en el desarrollo integral del individuo (2015). Disponible en: http://www.efdeportes.com/efd208/importancia-del-deporte-en-el-desarrollo-integral.htm

Comentarios

Twitter


Entradas más populares de este blog

Consideraciones sobre la importancia del Preámbulo Constitucional

Por: María José Sucart (@MajoSucart
El preámbulo forma parte esencial de una Constitución moderna, en el que el constituyente hace una declaración de los principios, propósitos y metas que tiene la Nación, y que sobre todo pretende lograrlos cumpliendo y acatando cada disposición constitucional.
Se conoce como preámbulo según el famoso constitucionalista alemán Carl Schmitt[1] al “resumen de la voluntad política más importante”. En esta definición de Schmitt observamos que para él, como para muchos otros, el preámbulo constitucional tiene un valor altamente político. Académicos y constitucionalistas de todo el mundo han coincidido con Schmitt en ese punto. Sin embargo, lo relativo al “preámbulo constitucional” ha sido debatido durante años, por ser visto de diferentes puntos de vista, en los que no solo se ha considerado que tiene valor político, sino también normativo y en ocasiones un valor interpretativo y explicativo.
El preámbulo de la Constitución Dominicana señala los principios…

Difamación e Injuria en las Redes Sociales en República Dominicana

Por: Juan Narciso Vizcaíno Canario. 
Hace unas semanas se me acercó una joven con intención de plantearme algo que le sucedió en una red social. Al requerirle información sobre el hecho, procedió a decirme que fue objeto de insultos y le atribuyeron cometer actos no ocurridos. De inmediato, con la finalidad de comprobar sus argumentos, le requerí que me mostrara los comentarios y, ciertamente, había sido difamada e injuriada.
Lo anterior, ocurre constantemente y llama altamente la atención, puesto que si bien toda persona tiene el derecho fundamental a la libertad de expresión conforme al artículo 49 de la Constitución, no menos cierto es que éste encuentra sus límites frente a afirmaciones o comentarios que atacan el honor, la dignidad, la intimidad y la moral de los demás.
Resulta importante destacar que las redes sociales son medios que permiten crear perfiles, compartir contenidos e interactuar con otros usuarios y que cada día aumenta el número de personas que se unen, movidos por i…

Reflexiones sobre la imagen de la Justicia

Por: Luis Fernández Budajir
Nadie niega la complejidad que encierra el concepto de Justicia. Sólo basta buscar dicha palabra en el diccionario para encontrar las diversas acepciones que envuelve. En su esencia la Justicia representa un ideal que incluye uno de los sentimientos más preciados para el hombre, lo que hace que su concepto sea de carácter absoluto, es decir, independiente en sí mismo, categórico y excluido de toda relación o comparación. Como valor, es invisible e inalcanzable, como la verdad o la belleza y, desde el inicio de las civilizaciones, estuvo vinculado estrechamente a la idea de virtud y era considerado como un valor de origen divino.
Dentro de las distinciones que se dan en el concepto de Justicia nos vamos a enfocar en lo relativo a la Justicia como virtud, partiendo de reconocer que existe aquella Justicia objetiva y Justicia subjetiva, la primera como cualidad entre la relación de personas y la segunda como intención de materialización de la Justicia objetiva.